Sígue nuestras entradas por e-mail

Translate the Blog




EnglishFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

 

La Revolución Sera Feminista o No sera

TESTIMONIOS



IRENE: "Fué un apoyo fundamental, porque al tiempo que yo podía sobrevivir, ayudé a otras mujeres a que tuviesen la independencia que se hace vital para nuestra recuperación. Una de mis compañeras de piso al tiempo decidió "Empaciparse" y hacer la misma gestión que hicé yo, dando oportunidad a que otras mujeres tuviesen dónde estar. La otra de mis compañeras, aún sigue compartiendo vivienda conmigo y una nueva inquilina que en estos momentos se esta adaptando a su nueva vida cómo mujer libre. Compartir gastos es fundamental y al final es cómo recuperar una etapa de la vida que nos perdimos. Prácticamente muchas de las mujeres que sufrimos la violencia nos casamos muy jovenes, dejando a un lado nuestras amistades, estudios y familia. Yo por ejemplo trabajo medio dia en un comedor escolar, por la tarde e retomado mis estudios y estoy preparando el acceso a la universidad, algo que tuve que dejar para casarme. Mis amigas de mi juventud me dejaron de lado, pero ahora vivo con mujeres maravillosas, tengo amigas nuevas y me permito ser feliz, salgo los fines de semana y disfruto. Todo esto me lo había perdido en mi juventud y ahora tengo la sensación de llevar la vida de una universitaria, pero me siento dichosa." 









CHARO: "Hasta que no me concedan la ayuda no tengo para comer. Era mi marido el que malamente pero trabajaba y traía el dinero para poder comer. Me daba mucho miedo separarme y aún ahora hay momentos en los que preferíria seguir aguantando sus palizas, que vivir así, con la incertidumbre de no tener para comer. Desde que estoy en la casa compartida, estoy mas tranquila, porque puedo comer y tengo dónde dormir. Me levanto temprano y ayudo con las gallinas y el huerto, algo que me relaja mucho. Nunca había visto las montañas y me siento en calma. Por la tarde realizamos actividades que me divierten, hace unos días hicimos bailes y no recordaba ni cómo se bailaba, mi marido siempre decía que eso era rídiculo y yo desde los 15 años que estaba con él, nunca lo había hecho. Me reí mucho. Después de la merienda y del paseo, estuve haciendo costura y ayude a una de las chicas a cuidar de su bebe. Lloré de felicidad porque descubrí en esa chica a una amiga, nunca había tenido amigas. No se que será de mi vida de aquí a unos meses cuando tenga que marcharme, pero de momento me siento feliz, fuerte y con ganas de seguir luchando".





  VALENTINA: " Me costo mucho encontrar trabajo y cuando lo encontre, tenía un horario irregular. El jefe tampoco me lo puso muy fácil y cuando quisé exponer el tema de mis hijos, ambos gemelos de 17 meses, sólo me dejo caer que si los niños iban a ser un impedimento que tenía un montón de curriculums de quién tirar. Mi exmarido me había repetido eso muchas veces, cada vez que yo le decía que quería trabajar, él me decía que nunca podría hacerlo porque con los niños y la casa, yo solo podía servir para eso. Asi que quisé demostrarme que podía. Llevaba un tiempo haciendo talleres en la asociación y un día decídi hablar con la Orientadora de Apoyo para contarle mi problema porque ya no podía seguir con más. El dinero no me llegaba para nada, tenía que mantener el alquiler, a los niños, la casa, y ese trabajo era todo para mí, pero tampoco tenía dinero para meter a los niños en una guardería y las plazas en las públicas estaban mas que sobrepasadas. Todo esto me mantenía en una tensión terrible. Raquel me comento la posibilidad de dejar a los niños en el servicio mama canguro, durante un tiempo limitado. Para acceder al servicio sólo tuve que realizar unos pocos trámites y a los pocos días pude seleccionar entre varias voluntarias a la canguro de mis bebes. Para mas seguridad, todas ellas eran madres y para mí era una garantía de que estarían bien. Pregunte sobre las referencias de las voluntarias y Raquel me aseguró que pasan por un proceso exacto al que se pasaría para un puesto de trabajo. Durante seis meses obtuve el servicio gratuito, después de ese tiempo, contrate a la canguro por mucho menos que lo haría fuera de la Asociación, el 5% se entrega a la Asociación para poder ayudar a otras madres en mi situación y el resto es para la canguro, de manera que nos ayudamos mutuamente. Berta, mi mama canguro que ya es una confidente, una amiga y una mano salvadora a sido un pilar muy importante en mi proceso de liberación,integración e independencia.Gracias a ella, pude demostrarme a mí misma que si era válida para trabajar y ser independiente y mantener a mis hijos yo sola."




 MARÍA: "En mi caso sólo recurrí al servicio de mama canguro durante el proceso que duro mi separación. Ir al juzgado, al psiquiatra, a la trabajadora social y todo esto cargada con dos niñas una de dos meses y otra de 20 meses, no era muy grato porque me derrumbaba y siempre acaba llorando delante de ellas. Asi que sólo mientras iba a esos sitios recurrí al servicio de manera gratuita. De esta manera yo me sentía mas liberada para poder decir lo que considerase o actuar cómo lo necesitaba. Después de aquello, no me separé de mis hijas en ningún momento porque fueron y son mi gran apoyo."






 NATALIA: "En mi caso fué fundamental que alguien estuviese conmigo en ese momento. Mi familia estaba lejos de mí, yo me sentía sola y recurrir al soporte me abrió el camino, porque sentí miedo ante cualquier situación y en muchas ocasiones sólo quería retirar la denuncia, olvidarme de todo y esconder la cabeza bajo la tierra, pero siempre conte no con un solo soporte, si no con muchas mujeres que estuvieron a mi lado, me acompañaban al juzgado, al abogado, a realizar todos los trámites. Ellas me ayudaban,aconsejaban y si tenía que llorar, lloraban conmigo. Me sentí super protegida y entendida. Es algo que recomiendo siempre, aún teniendo famila que apoye, el tener a alguien que sabe cuál es el siguiente paso y que puede ayudarte a respirar cuando entras en crisis es fundamental. Años después rehicé mi vida y tuvé a mi hija. Durante el embarazo y los tres primeros meses del nacimiento, recurrí a una Doula y sentí que eran situaciones parecidas e igual de gratificantes, no saber que tienes que hacer y el miedo te paraliza, pero si alguien te guía todo es mas sencillo. Gracias."





MABEL: "Yo ya llevaba cuatro años separada de el hombre que me había maltratado durante once años. Me separé cuando la pequeña de mis tres hijos nació, porque ya no aguantaba más la situación. Dentro de los casos que se escuchan, yo no estaba tan mal. La casa dónde vivía era de mis padres que durante años la tenían cerrada. Con la ayuda pagaba las necesidades básicas y tenía un trabajo con el que poder pagar el alimento para los cuatro. Pero cuando la pequeña empezó en el colegio se me cayó el mundo encima porque no podía yo sola con todo. Tenía que recorrer a los mayores que iban a un colegio distinto, llevarles a sus clases extraescolares, a los tres. Tampoco mi economía era tan boyante cómo para poder pagar a alguien que me ayudase, asi que heche mano del servicio canguro. Cómo un cierto precio si podía permitirme, decide contratar a mi mama canguro mediante la asociación de manera que el dinero que pagaba era para ayudar a otra madre que necesitaba ese dinero y para la Asociación. Me siento muy feliz por haberlo hecho, porque ahora tengo tiempo para todo."











Próximo evento

Promo Libro LMD

QUERIDA MUJER

Circulo de Mujeres con LuzClara Camús